Para comprar el libro, pinchar aquí en la web de la editorial. 12€, IVA incluido, costes de envío aparte. También se puede comprar en formato electrónico por 2,38€ en Google Play

Thursday, 17 November 2016

Papers que citan a la miliciana extremeña en Google Scholar / Académico

Aquí dejo algunos de los trabajos académicos que citan el libro de María, según recoge Google Scholar, además de la tesis doctoral citada en las entrdas anteriores de este blog.


Thursday, 21 March 2013

¡¡¡CONSÍGUELO POR SÓLO 2,38€ EN GOOGLE PLAY!!!!





¡¡¡CONSÍGUELO POR SÓLO 2,38€ EN GOOGLE PLAY!!!!
María de la Luz Mejgías Correa. Así fue pasando el tiempo. Memorias de una miliciana extremeña. Edición y prólogo de Manuel Pulido Mendoza. Sevilla: Renacimiento, 2006. 
ASÍ fue pasando el tiempo. Memorias de una miliciana extremeña es el relato de vida de María de la Luz Mejías Correa, recogido y prologado por su nieto, Manuel Pulido Mendoza. Como el relato de la vida de tantas otras personas de la generación de María, el texto se configura como una fuente historiográfica de la historia oral. El testimonio de María de la Luz es especialmente significativo, porque ilustra el cambio cultural producido en las clases de la extracción rural en Extremadura durante el siglo XX.
Reseña:
Inmaculada de la Fuente, "Retrato de una miliciana extremeña", Babelia, EL PAÍS. 03/07/2007  http://elpais.com/diario/2007/02/03/babelia/1170461837_850215.html#
En papel, por 12€ directamente a la editorial: www.editorialrenacimiento.com/articulos.asp?ID=1320

Wednesday, 21 September 2011

El texto de María, objeto de tesis doctoral



Spanish female political prisoners writing from jail during the Franco dictatorship
by Carrasco de Miguel, Berta, Ph.D., Western Michigan University, 2011, 296 pages; AAT 3467822

Abstract (Summary)

This dissertation examines the role of women prisoners during the Spanish Civil war (1936-1939) and the Francoist regime (1939-1975) as represented in different literary genres such as the testimonio (testimonial narrative), autobiography and the fiction novel. In the first chapter, I analyze the concept of womanhood created by Francisco Franco's regime through the person of Pilar Primo de Rivera. In the second chapter I study three texts written right after the dictatorship: Desde la noche y la nieblaby Juana Dona, Las cárceles de Soledad Real compiled by Consuelo García and En el infierno: ser mujer en las cárceles franquistas by Lidia Falcón. In my analyses of these three works, I examine the prison as a place of punishment, as well as an experience that guided these women to develop a political and social awareness. Moreover, I consider these texts as important pieces of contemporary Spanish peninsular literature since they have special characteristics that make them a genre by themselves. The third chapter focuses on the writings of Lola Canales, Alias Lola: las últimas presas políticas de Ventas and Así fue pasando el tiempo , edited and compiled by Manuel Pulido Mendoza. In my analyses of these two works that were written in the twentieth first century, I study the evolution of the genre, and more specifically, how the new generations of writers portray their ancestors' history. The final chapter of the dissertation examines País íntimo , a work that completes the study on women's political and social awareness as seen through the fictional testimonio . Together, these four chapters demonstrate the importance that the experience of being incarcerated had for Spanish women. My analyses also contribute to the study of female Francoist prisons and show how the prisoners changed at the same time that the Regime did. Throughout my dissertation, I highlight how their resistance to the political system made it possible for them to envision a new type of woman, radically different to the feminine ideal imposed by Franco.

Indexing (document details)

Advisor:Tasende, Mercedes
School:Western Michigan University
School Location:United States -- Michigan
Keyword(s):Spanish Civil War, Prisoners, Spanish transition, Prison literature, Democracy
Source:DAI-A 72/10, Apr 2012
Source type:Dissertation
Subjects:Modern literature, Romance literature, Womens studies
Publication Number:AAT 3467822
ISBN:9781124811185
Document URL:http://proquest.umi.com/pqdlink?did=2429846751&Fmt=7&clientI d=79356&RQT=309&VName=PQD
ProQuest document ID:2429846751

Thursday, 24 June 2010

Reseña en el blog de la Biblioteca Municipal de Alange

Muchas gracias por la reseña. Un saludo cordial.
-----------------------------------------------------

http://biblioalange.wordpress.com/2010/06/24/asi-fue-pasando-el-tiempo-memorias-de-una-miliciana-extremena/

Así fue pasando el tiempo: memorias de una miliciana extremeña. Renacimiento Editorial, 2006.




Hubo muchas mujeres que, aunque se destacaron en su lucha por la defensa de los ideales de la República y se implicaron en el ámbito político y sindical e incluso se alistaron en batallones de combate, no tuvieron la posibilidad de poder plasmar por escrito ellas mismas sus experiencias, y tuvieron que acudir por falta de instrucción a terceras personas que pasaron a papel su testimonio oral. Este es el caso de María de la Luz Mejías Correa (Badajoz, 1917) que en Así fue pasando el tiempo: memorias de una miliciana extremeña rememora su paso como soldado de infantería por el frente, los seis años vividos en la cárcel y la represión sufrida por ella y su familia durante el franquismo. Encontramos, además, en su relato información valiosa de la situación económico-social de Extremadura y del papel ejercido por la mujer en ese momento histórico. Será su nieto, el historiador Manuel Pulido Mendoza, el encargado de hacer el papel de transmisor del testimonio vital de María de la Luz, ya que según él mismo comenta de tantas mujeres de la época: “su origen campesino y humilde les privó de la más mínima escolarización que les permitiera poner palabra tras palabra el relato escrito de su experiencia”.

Una de las motivaciones que llevó a María de la Luz a querer dejar constancia de su vida, además de perseguir que el dolor de los vencidos en la Guerra Civil española no cayera en el olvido, fue la lectura de autobiografías de mujeres resistentes antifranquistas que en los últimos tiempos habían escrito sus memorias y que le llevó al convencimiento de que también ella podía aportar su propia experiencia.

Encontramos en la obra una mezcla de ficción y testimonio que se aprecia en el uso de la primera persona, a pesar de que la autora tuvo que valerse de una pluma prestada para dejar constancia de su testimonio.

Los recuerdos de esta miliciana nos permiten conocer de primera mano la labor de muchas mujeres republicanas que lucharon en el frente primero y fueron trasladadas a la retaguardia después al ser apartadas del mismo por un Decreto que prohibía la presencia de mujeres.

Su testimonio aporta, según nos comenta su nieto en la introducción al libro, “datos inéditos que ilustran sucesos históricos de los que fue testigo de modo directo e indirecto a través de su recorrido entre Extremadura y el Madrid sitiado durante la guerra”.

La ficción aparece en la forma novelada en la que están contadas su infancia y adolescencia, y a través de su relato podemos conocer la vida de una mujer humilde nacida y criada en la Extremadura rural que al ser proclamada la II República ve la posibilidad de poder alcanzar una vida mejor y más justa.

El relato de sus vivencias durante la postguerra nos informa, igualmente, de la represión ejercida sobre los perdedores de la guerra por el régimen franquista y muy particularmente de la situación familiar y laboral de la mujer durante este período hasta llegar con la democracia a la recuperación de las libertades.

Su nieto, Manuel Pulido Mendoza, al final del prólogo a la obra explica el por qué del título y subtítulo escogidos para el libro y nos dice: “Hemos subtitulado el libro Memorias de una miliciana extremeña, porque el hecho que definió su personalidad para toda su vida fue su pertenencia a la Milicia antifranquista de Extremadura. María de la Luz fue miliciana durante un breve período de su vida, pero quizá nunca llegó a ser más ella que entonces, cuando fue María, la Miliciana del Batallón de Pedro Rubio”.

Tuesday, 14 April 2009

Acalaraciones en HOY

En el diario HOY:

http://www.hoy.es/20090410/opinion/aclaraciones-nieto-maria-ultima-20090410.html

OPINION
Aclaraciones del nieto de María, 'la última miliciana'
10.04.09 -
MANUEL PULIDO MENDOZA

Como nieto y editor de las memorias de Mª de la Luz Mejías Correa, la última miliciana, entrevistada en HOY el 29 de marzo, y vista la polémica que ha causado, me gustaría hacer unas aclaraciones. El relato autobiográfico de María es, como no puede ser de otro modo dentro de este género, incompleto, subjetivo y parcial. Por esta razón quisiera agradecer las respuestas recibidas en HOY de Cristino Portalo Tena y Mª del Rosario Gómez Sánchez-Barriga por dar sus testimonios, que creemos igualmente valiosos al tiempo que incompletos, subjetivos y parciales como el de María. Creemos que todos los testimonios son valiosos en sí mismos. Por esto, más allá de una adscripción política concreta, lo que queremos reivindicar es que todos son válidos como fuentes históricas y que deben ser contrastados con otras fuentes documentales y entre sí, para que se pueda llegar a conclusiones definitivas. Pero, al tratarse de tema tan delicado y con tantas implicaciones sociales y políticas, es necesario ir más allá de las conclusiones académicas y extraer conclusiones didácticas, éticas y cívicas que refuercen la convivencia pacífica actual en España. Si bien es cierto que hubo represión y violencia en los dos bandos -dejemos las proporciones para historiadores cualificados-, no es menos cierto que la guerra la ganó sólo uno de los dos, aplicando una terrible represión sobre los vencidos, víctimas de numerosos y gravísimos casos de violación de los derechos humanos más básicos. La misma dignidad humana une a todas las víctimas de violaciones de derechos humanos, tanto antes de la guerra, como en guerra, postguerra y transición, independientemente de su adscripción política, social o cultural. Las del bando ganador tuvieron su rehabilitación pública y privada a lo largo de la dictadura; los familiares del bando perdedor sólo pedimos lo mismo. El derecho internacional avala a todas las víctimas de violaciones de derechos sin distinciones políticas, sociales o de credo. María me pide que les desee a todos por igual salud, libertad y larga vida. A 70 años del fin de la guerra, no se me ocurren mejores palabras para poder sacar las conclusiones más didácticas y constructivas.

Thursday, 9 April 2009

Our Safety Plan/Nuestro Plan De Seguridad

Resulta que la prima Celia Mejías Luna también escribe:



Our Safety Plan/Nuestro Plan De Seguridad (Spanish)

(ISBN: 9781419661037)
Rango de precios: US$6.41 en 1 Tienda

Editor: Booksurge Llc

Formato: Paperback

Fecha de Publicación: January 2007

MSRP: US$15.99

Product Description
"Ingenious!...

By narrating a very serious topic through the voice of a child, the author discretely lends victims of domestic violence invaluable survival strategies. Packaged in a straightforward, non threatening and compassionate formate, this well-researched resource book reflects a nuanced understanding of the issue.

Ms. Luna's guide undoubtedly belongs in the bookshelves of all clinicians working with families."

Dr. Aris R. Peguero, PSYD
Clinical-child-school psychologist

---------

By M. L. Brion Silva (Westchester Co. / New York) -

The Safety Plan provides the reader with basic but critical information for both former family victims and families at risk of Domestic Violence and Alcohol Abuse.
These easy-to-follow guidelines make the book accessible to even young readers right from the onset of an abusive encounter. This strategy enhances the safety of battered families in the community.

The services provided for these innocent victims are vital but the actions taken to stop future violence against them are equally important. Hence the uniqueness of The Safety Plan. By following Ms. Luna's critical steps, future violence will be stopped.

The author cleverly designed the book's cover to look like a children's story instead of a 'weapon' in order to distract the abuser from any interest in the book and thereby avoid any possible confrontation with victimized families.

By purchasing The Safety Plan, you are supporting Domestic Violence and Alcohol Abuse cause because all proceeds go directly to this worthy organization.
Help other customers find the most helpful reviews
Was this review helpful to you? Yes No

------

By William J. Stevens (Allen, Texas) -

Tolstoy wrote, "All happy families are alike; each unhappy family is unhappy in its own way." Unfortunately, there are countless unhappy familes today that can trace their plight to two basic sources: domestic violence and alcohol. The victims are many, but children are the ones most affected: torn by feelings of confusion, fear, guilt and hopelessness. Our Safety Plan directly addresses the painful circumstances and emotions of children in troubled households. The book moves beyond understanding these feelings; it prescribes a program of action-- hence the "Safety Plan."

Our Safety Plan is a book that can make a real difference in the lives of children everywhere.
--------

By MCA "Candid" (New York, NY USA) -
I find this book to be a loving testament of how to survive the effects of a wound with which many of us have to live. This book is a tool/guide to help victims of domestic violence. It's written in English and Spanish, attempting to assist as many people as possible. This book is a treasure for family members, social workers, family psychologists who want to help themselves or those they love survive domestic violence in the least harmful way. The illustrations speak for themselves and through them, children in such families can identify the situation they are in. "Our Safety Plan" should be in personal and public libraries.
---------------

By Carmen Rodriguez (New York, NY) -
I recommend My Safety Plan to teachers, guidance counsellors, social workers, psychologists, and anyone else who is involved with children. They should read this book to children, and encourage them to respond to the story. Asking children open-ended questions, such as, what the story reminds them of, provides an opportunity for children to share their experiences without feeling threatened. In this way, valuable information may be obtained.

Children learn about the world as they are exposed to new experiences. When they are introduced to new ideas, this increases their choices in life. I believe that My Safety Plan is a vehicle, by which many children, who are victims of domestic violence, may be able to develop a more conscious awareness of their circumstances. It can help them to realize that others are having similar experiences, and that assistance is available. This book exposes children to the idea that they can be proactive by creating a safety plan. This may help them feel that they have more control, and not feel so powerless.

Where you can buy it / Dónde comprarlo:

http://www.amazon.com/Our-Safety-Plan-Nuestro-Seguridad/dp/1419661035/ref=cm_cr_pr_product_top

Anagnórisis

anagnórisis.

(Del gr. ἀναγνώρισις, acción de reconocer).

1. f. poét. agnición.

agnición.

(Del lat. agnitĭo, -ōnis, de agnoscĕre, reconocer).

1. f. En el poema dramático, reconocimiento de una persona cuya identidad se ignoraba.

Pensé que esto sólo era una parte de la literatura, del teatro clásico o de las telenovelas. Pero ayer me ocurrió algo propio de un relato de Paul Auster. El libro que escribimos María y yo tenía algunos flecos sueltos. Hilos que, por falta de información, no pudimos anudar.

Debido a la dolorosa relación con su madrastra y de ésta con su padre y al tiempo transcurrido desde entonces, María no me supo decir mucho sobre sus hermanastros, Joaquín Carrón Preciado (hijo del matrimonio anterior de su madrastra), Cándido Mejías Preciado, Antonia Mejías Preciado y Antonio (Antolín) Mejías Preciado.

Antonia rehizo su familia en Cataluña como testigo de Jehová y no perdió del todo el contacto con mi abuela María. Intercambiaron algunas cartas y unas pocas visitas a lo largo de sus vidas. Tuvimos noticias de ella antes de que muriera, cuando vino a pasar unos días con mi abuela a Badajoz. Queda una foto de estudio como prueba de dicho encuentro a finales de los años noventa.

De Cándido sabíamos que en la posguerra se fugó con las cartillas de racionamiento de la familia. El hambre, la vergüenza y la violencia de esos años hicieron que desapareciera en la provincia de Toledo, donde se debió de instalar en algún pueblo. Emigró en algún momento del franquismo a Cataluña, y allí murió de viejo sin contactar con el resto de los familiares que dejó atrás. Gracias al libro, la historia de María se dio a conocer. Elías, el marido de una de las nietas de María, resultó ser familia política de un hijo de Cándido, quien vive en Badajoz. También tuvimos noticia de que otro de sus hijos vivía en Cataluña. Hace un par de años pasó a visitar a María.

De Joaquín Carrón mi abuela sospechaba sin prueba concluyente que era una de las víctimas de los emparedamientos en la iglesia de Llerena. Y de Antolín nada se sabía desde la guerra. Hasta ayer.

He recibido un correo de Celia Mejías Luna, una sobrina de mi abuela que no conocíamos. Nos ha dado más información sobre su padre, Antonio Mejías Preciado, Antolín. Cuando éste tenía 16 años fue fusilado junto con su hermanastro Joaquín Carrón Preciado frente a la tapia del cementerio del pueblo de Higuera de Vargas. ¿El motivo? Tan sólo por ser hijo de mi bisabuelo, militante de la UGT, y hermanastro de mi abuela, la miliciana de la JSU. Todos en el pueblo los dieron por muertos. Sin embargo, sólo los hirieron de bala, y alguien los recogió, cuando se estaban desangrando, de debajo de un montón de cadáveres. Estuvieron de tapado un año en el sótano de su salvador, un viejito, vecino del pueblo. Joaquín, finalmente, murió por las complicaciones de la herida del fusilamiento. Antolín huyó a la provincia de Toledo y luego a Barcelona. Nunca volvió al pueblo por miedo a las represalias. Dio a mi abuela y al resto de la familia por muertos. En Cataluña rehizo su vida durante el franquismo, sin saber que seguía teniendo familia viva en Badajoz y Cataluña. Antolín se casó y tuvo ocho hijos.

Por culpa a a las complicaciones de salud debidas a la herida de la guerra, Antolín nunca pudo resolver del todo la situación económica de su familia. Por este motivo varias hijas emigraron a Estados Unidos, y otro hijo lo hizo a Canarias. Una de las hijas, Celia, en 1985, antes de emigrar a Estados Unidos tuvo que ir a Higueras de Vargas a buscar la partida de nacimiento de su padre para los papeles del visado. Él le suplicó que no fuera, todavía con miedo a las represalias. Pero ella fue. Tras realizar los trámites burocráticos, preguntó a los mayores del pueblo, y supo que su abuela -la madrastra de María, mi abuela- había muerto. Nada se sabía en el pueblo del resto de la familia. Tal y como hemos contado en las memorias de María, mi bisabuelo se había separado de su mujer por los reproches que ella le hacía continuamente por la desaparición de sus hijos.

Antolín le contó a su hija Celia, que él tuvo una hermana, María, que había sido miliciana, una mujer de muchos arrojos, pero que había muerto en la guerra. Antolín falleció en 1998. Celia se ha pasado buscado a la familia de su padre toda la vida, intrigada con la historia de su tía María, con la que su padre la comparaba por su carácter resuelto.


Celia, hoy día en Nueva York, trabaja como psicoterapeuta de mujeres y niños maltratados y escribe libros para niños en inglés. Durante estos años leyó todo artículo o libro que cayó en sus manos sobre el tema de las milicianas. Seguía buscando a su tía María. Un día encontró en internet el libro de la miliciana extremeña. Por préstamo interbibliotecario pudo consultar el ejemplar depositado en la Public Library de Nueva York, casualmente el mismo ejemplar que yo había solicitado meses atrás. En esas páginas leyó emocionada la historia de la infancia de su padre y del resto de la familia desaparecida en la guerra. Y justo ayer me escribió un correo.

Hemos empezado a escribirnos, a intercambiar fotos, a reconocernos como familia. Seguimos en contacto, planeando un reencuentro físico, queriendo anudar los hilos sueltos que dejó la guerra. Estamos recomponiendo los lazos familiares que la brutalidad, la ignorancia, el miedo y el hambre dejaron rotos. Devolviéndoles las raíces a los que las han perdido, la idendidad arrebatada de un modo tan violento a nuestra gente. Tan alargada y negra es la sombra que aún nos llega de la guerra que nos cuesta reconocernos. Anagnórisis.